Dolor de espalda en la moto: ¿cómo evitarlo?

El dolor de espalda en la moto es uno de nuestros problemas más frecuentes. Una mala posición sobre el vehículo puede hacer que esta molestia se convierta en un incómodo compañero de viaje en todas tus rutas, ¿cómo evitar esto? Con un ajuste óptimo del manillar y de la altura del asiento para que la moto se adapte como anillo al dedo a nuestro cuerpo.

Antes de tratar con profundidad el asunto, es necesario saber que la mayoría de fabricantes de motos establecen tamaños estándar con algunas partes ajustables, pero hay casos particulares que van un paso más allá. Algunas marcas diseñan modelos ya modificados de serie para pilotos de baja estatura.

Pero sea cual sea tu altura, para saber si tu posición sobre una moto Trail es correcta, existe una premisa clara. La espalda debe estar en perpendicular respecto al eje central del asiento, mientras que los brazos han de llegar al manillar semi-flexionados y en una posición relajada. De esta manera, evitaremos cualquier posible molestia.

Sin embargo, uno de los errores habituales es invertir el proceso, es decir, encorvar ligeramente la espalda sobre la moto y de esta manera, hacer que la tensión caiga sobre unos brazos totalmente extendidos, aunque estas circunstancias pueden darse individualmente. Esta posición es la principal causa de dolor de espalda en la moto, y puede llegar incluso a generar lesiones en la zona lumbar y dorsal, así como sobrecargas musculares en la zona cervical y en los hombros.

Recursos contra el dolor de espalda en la moto

Para corregir este problema, Touratech pone a nuestra disposición elementos que mejoran el confort sobre la moto y que además, rectifican nuestra postura sobre el vehículo para evitar estas molestias físicas.

Los asientos Touratech fabricados por Kahedo son una opción indispensable para regular la altura del piloto, además de proporcionar una comodidad y adaptación extra, y que se pueden encontrar en cuatro tallas distintas, según el modelo de motocicleta: estándar, bajos, altos y extra-bajos.

Pero a veces no es necesario regular la altura del motorista, sino simplemente modificar la distancia hasta el manillar. En este caso, la mejor opción será instalar un elevador o elevador-acercador de manillar que se adapte a nosotros como una prolongación de nuestro cuerpo. En el catálogo de Touratech, podremos encontrar una gran variedad de modelos con tamaños y medidas distintas para adquirir el que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

Gracias a estos elementos, las sobrecargas y otras lesiones en espalda y hombros que podemos sufrir en la conducción serán prevenidas de la mejor manera, y además, ganaremos un confort y una comodidad que mejorará nuestra experiencia sobre la moto.

 

Dejar un comentario