Conducción de aventura en moto: elementos imprescindibles

Conducción de aventura en moto: elementos imprescindibles

¿Eres de los que la carretera se les queda pequeña y necesita recorrer caminos tan hostiles como inexplorados? Si la conducción de aventura es lo único capaz de encender el motor de tu adrenalina, sigue los siguientes consejos y disfrutarás aún más de tu mayor pasión.

Aprende a equiparte de forma adecuada y acorde a las necesidades de tu estilo de conducción,  y harás de tus escapadas en moto una experiencia única. Conoce cuáles son los elementos con los que debes contar sí o sí en tus excursiones, y que garantizarán tanto tu seguridad  como la de tu vehículo.

Equipamiento para el piloto

Se trata de un estilo de conducción muy propenso a la caída, por lo que ir protegido es esencial si queremos evitar cualquier daño. Pero perder el equilibrio sobre la moto solo supone la mitad del riesgo, ¿dónde está la otra mitad? En la posibilidad de impactos y golpes durante el propio manejo del vehículo.

En ese sentido, las espinillas son una de las zonas más expuestas, y las botas de caña alta son la mejor opción para salvaguardarlas del peligro. La maleza y las rocas suelen ser compañeros habituales cuando la aventura discurre por sendas estrechas, y si no queremos que nos arruinen el viaje, será mejor proteger la parte inferior de nuestras piernas.

Cómo proteger tu cuerpo en la conducción de aventura

Tan importante es proteger nuestras extremidades inferiores como las superiores. Las manos marcan en gran medida la velocidad y el rumbo de nuestra moto, por lo que mantenerlas a salvo es una tarea obligatoria.

Unas manos dañadas son más lentas a la hora de realizar acciones imprevistas como frenazos o cambios de dirección bruscos, ¡así que no olvides llevar guantes anti rozaduras!

Para disfrutar de tu mejor versión al volante no basta con unas manos en plena forma. El confort sobre la moto es imprescindible, y para ello deberás usar ropa específica para este tipo de actividad.

Asegúrate de usar prendas transpirables (y también, impermeables en caso de que la lluvia te sorprenda en mitad de la aventura). Para estar preparado para cualquier situación, confía en la marca Sixs, cuyos tejidos de última generación te permitirán tener la mejor sensación térmica y corporal sea cual sea la situación.

El peligro de una caída

Protegerse contra impactos y conseguir el máximo confort en la conducción es esencial, pero como hemos dicho antes, las caídas componen un peligro constante en esta modalidad, y hay que ser prevenido con ellas.

Más que la velocidad a la que caes, el peligro del accidente en una conducción de aventura está en contra qué te golpeas. Las zonas pedregosas crean cantos que pueden causar mucho daño al piloto, un protector de espalda puede hacer que una lesión seria se quede en un simple golpe (o ni eso), así que equípate con uno para disfrutar sin preocupaciones sobre las dos ruedas.

Si además, realizas una de tus escapadas en uno de estos días donde el calor y el pico de humedad son elevadísimos, lleva la máxima precaución. En cualquier momento podrías empezar a deshidratarte y sufrir un mareo, desvanecimiento o golpe de calor sin darte cuenta, ¿cómo hacer frente a esta situación?

Un camelback te mantendrá hidratado continuamente, y aunque no es un artículo indispensable en tus excursiones, sí es necesario si el sol y la humedad campan a sus anchas durante tu aventura.

Equipamiento para la moto

En la conducción de aventura, el vehículo está en continuo contacto con el entorno, y es necesario protegerlo para evitar que algún desafortunado golpe o roce con algún elemento nos deje tirados en medio de la escapada.

La protección se debe centrar en las zonas más expuestas de la moto. El depósito de aceite, situado en los bajos del vehículo, es una de ellas, y cualquier contacto con una roca, badén o raíz traicionera puede ser definitivo.

La importancia del cubre cárter

En el momento en el que sufras una avería en el cárter, pueden pasar dos cosas. La primera, que te des cuenta del percance y aventura acabe; y la segunda, que no te percates de lo que ha sucedido, tu aventura continúe unos kilómetros más, los necesarios hasta que el motor pierda todo su aceite, ¿consecuencia? El motor se gripará y te tocará afrontar una reparación de un coste altísimo.

Si no quieres que eso ocurra, protege una de las zonas más delicadas con un cubre cárter, y tu aventura acabará cuando tú decidas.

Los estribos de defensa, una protección versátil para tu moto

Otra de las zonas más delicadas es el motor, sobre todo en modelos de motos en el que este sobresale, y cualquier impacto puede ser desastroso, tanto para tu escapada como también, para tu economía.

Para proteger el núcleo de tu vehículo, los estribos de defensa lo defenderán de los daños que puedan generar cualquier golpe o caída desafortunada. Además, aunque el motor no esté muy expuesto, los estribos también reforzarán la integridad estructural de la moto, su carenado e incluso, su manillar. Por lo que componen un elemento de defensa compacto y versátil para tu vehículo.

Equípate para conducir de pie

Una de las grandes particularidades de la conducción de aventura es que el piloto debe ir de pie sobre la moto, sobre todo cuando las pistas están en mal estado. De esta forma, el conductor desplaza el centro de gravedad de la moto y libera mucho peso, lo que genera que el pilotaje sea mucho más sencillo y el vehículo, más fácil de controlar.

Pero para realizar esta técnica, es totalmente esencial equipar la moto como es debido. Con un reposapiés normal, sufres más sobrecarga al tener tus pies sujetos en puntos de apoyo muy estrechos carentes de agarre, pero esto puede cambiar.

Con el de modelo fabricado por Touratech, disfrutarás de una estabilidad total sobre la moto. Su superficie, más ancha y larga que los convencionales, lleva también unas púas que permitirán a tu bota tener un agarre total.

Esto tiene una importancia capital en la conducción de aventura. Si te escurres en una moto con reposapiés convencionales, tendrás muchas probabilidades de irte al suelo junto con la moto. Pero si tu pie está acoplado a la superficie sobre la que se apoya, aunque la moto haga algún movimiento repentino por la irregularidad del terreno, podrás controlarla mejor.

La mejor forma de protegerte de un accidente es tener la capacidad de evitarlo, y con un reposapiés, reducirás ampliamente la probabilidad de sufrirlo, razón por la que este elemento forma parte de los imprescindibles para disfrutar la conducción de aventura.

Dejar un comentario