7 errores comunes que afectan al estado de nuestra moto y seguridad

A los motoristas nos encanta disfrutar de una buena ruta o de la conducción diaria, pero los días van pasando y el desgaste normal de la motocicleta se va haciendo patente. Solemos confiar en que los talleres han realizado bien su trabajo o que la última revisión fue hace poco, pero la verdad es que toda precaución es poca.

Una revisión semanal de estos puntos clave nos pueden ahorrar disgustos y dinero:

1. Revisar los niveles de líquidos:

De aceite, de refrigerante, de líquidos de freno y de líquido de embrague (si fuera hidráulico).

El aceite de cárter en una motocicleta es crucial para su correcto funcionamiento y es necesario un control periódico. Si vemos que su nivel óptimo ha bajado, al rellenarlo debemos hacerlo con el mismo tipo y especificaciones (API y JASO) con el que se corresponde.

lubricantes

El refrigerante es necesario su revisión visual, ya que un nivel bajo de este líquido puede producir un exceso de temperatura que afectaría directamente al rendimiento del motor. En épocas de grandes cambios de temperaturas, como verano o invierno, debemos de tener muy en cuenta su nivel y vigilarlo activamente. Si el nivel es demasiado bajo puede ser indicativo de que tenemos una fuga.

descarga

Los líquidos de frenos suelen tener una visualización de sus niveles bastante fácil de observar; en los propios depósitos de llenado. Cuando el nivel baja suele ser producido por el desgaste normal de las pastillas de freno, ya que el recorrido que necesita para presionar la mencionada pastilla, es equivalente a la bajada del mencionado nivel. Un error común es rellenar este líquido cuando baja por desgaste de las pastillas de freno, ya que cuando las sustituyamos, este líquido sobresaldrá y tendremos que retirarlo. Si observamos una caída habitual del nivel de líquido de frenos es que podemos tener una fuga y debemos llevar nuestra motocicleta inmediatamente al taller, ya que en plena marcha podemos quedarnos sin presión y, por lo tanto, sin frenos.

frenos

2. Revisión habitual del Kit de arrastre, correa o cardan.

El responsable de la transmisión de la motricidad de nuestra motocicleta es este grupo o kit  de arrastre que consta de cadena, corona y piñón. El mantenimiento de estas piezas es muy importante, ya que su exposición suele ser mayor a la vez que su desgaste, por ello, debemos de mantenerlos limpios y correctamente engrasados. Con una buena frecuencia (aproximadamente 1000 km) debemos de limpiar estas piezas con líquidos adecuados como desengrasantes especiales y volver a engrasar las mencionadas piezas.

kit-de-arrastre

En las motocicletas que usan cardan es más sencillo. Simplemente con controlar el nivel de lubricante y que no haya pérdidas, con los mantenimientos habituales en taller es suficiente.

carda

En las que usan correa, el mantenimiento es menos costoso. Observando el estado de la correa y haciendo sus mantenimientos periódicos, es suficiente.

correa

3. Desgaste de pastillas de freno.

Solemos esperar al sonido característico del freno de disco cuando está llegando a su límite, pero hay ocasiones que ese sonido puede significar que ya es demasiado tarde y hemos rallado el disco. Una simple visual nos puede evitar un desagradable desembolso.

pastilla

4. Reglaje y estado de alumbrado.

Práctica que debería de ser habitual que sólo se pierde un minuto al comprobarlas. Las luces de posición e intermitentes, son la forma visual de que el resto de usuarios de la vía reconozcan nuestras maniobras, por lo tanto, se puede decir que es nuestro lenguaje a la hora de expresar la intención de realizar una maniobra.

descarga-1

5. Presión y estado de neumáticos.

Los neumáticos son los responsables de que nuestra moto tenga agarre sobre el asfalto y por ello, son los responsables de nuestra seguridad.Si llevamos pasajero, si llevamos peso adicional, el tipo de neumático, etc. son factores que afectan a la adherencia de los neumáticos. La presión debemos de variarla en función de estos cambios, la cual podemos consultarla en el manual de nuestra motocicleta.

“La única parte de nuestra moto que debe tocar el suelo es nuestras ruedas” By Jose Cuenca.

Luego, el desgaste es otro factor muy importante. La ausencia de cortes, roces y disponer de un dibujo bien marcado es fundamental para una buena adherencia.

neumaticos neumaticos-gastados

6. Sonidos y vibraciones.

No podemos ignorar estas señales que nuestra motocicleta nos da, referente a la presión de la tornillería. Cable de embrague, del acelerador, etc. son partes móviles que tienden a aflojarse con la vibración de nuestra motocicleta.

Estas vibraciones, con el paso del tiempo, hacen que los tornillos del chasis, cable de embrague, del acelerador, etc. y de partes rígidas se vayan aflojando poco a poco, especialmente si la usamos en terrenos no asfaltados.

Si no los apretamos de vez en cuando, corremos el peligro de que se suelten y se acaben cayendo. Esto suele pasar sobre todo en tornillos del carenado, del manillar, de los mandos…

7. Manual del propietario.

Cuando la ilusión de nuestra moto nueva nos invade, no debemos olvidar que el fabricante nos proporciona un completo manual con todos los secretos de nuestra motocicleta. Este manual nos da consejos, información y datos muy importantes que nos puede proporcionar unas rutinas de mantenimiento que sólo el fabricante conoce y sus talleres.

manual4

 

Dejar un comentario