¿Sabrías cómo reaccionar ante un accidente de tráfico?

Todos los años vemos cómo evoluciona el número de accidentes en las carreteras españolas a pesar de las medidas que se toman para evitar tales situaciones.

En particular, hay más de dos millones de motos circulando en nuestras carreteras. Estos vehículos han formado parte de aproximadamente más de una quinta parte de los accidentes ocurridos los últimos años, y la mitad de estas motos no pasaba la inspección técnica de vehículos necesaria. Debemos recordar que las motos son más frágiles que otro tipo de vehículos y que los accidentados tienden a sufrir lesiones más graves que las sufridas por ejemplo en muchos accidentes de coche. Debido a esta situación se hace imprescindible poseer conocimientos acerca de cómo actuar en caso de vernos envueltos en uno de estos accidentes.

Lo más importante, en primer lugar, es ir correctamente equipado. Esto implica llevar equipación específica adecuada como guantes con refuerzos, casco correctamente ajustado y abrochado, una chaqueta para motoristas con protecciones en hombros, espalda, etc. y unas botas para moto con protecciones de tobillo, punteras, taloneras, etc . De esta forma evitaremos muchas de las lesiones que sufren en diversas ocasiones los accidentados en motocicletas.

Otro de los consejos que encarecidamente recomendamos es que el motorista no haya consumido ningún tipo de sustancia que altere su estado anímico, lleve una vida activa y practique deporte habitualmente, ya que, la motocicleta exige en ocasiones tener una forma física y mental para desarrollar una concentración y atención óptimas en la carretera. Además cuando nos montamos en nuestra motocicleta, debemos de desconectar de nuestra vida cotidiana y, si nos encontramos alterados por cualquier razón, calmarnos y tener total concentración con la carretera.

La motocicleta requiere un estado físico y mental en alto rendimiento ya que un accidente puede suponer unas consecuencias muy superiores que en cualquier otro vehículo de 4 ruedas, ya que el chasis de la moto eres tú mismo.

 

¿Qué pasa si presencio un accidente?

Las leyes españolas nos indican que ante un accidente debemos socorrer a los heridos, siempre tratando de no ponernos en peligro ni a terceras personas. Eludir esta norma puede conllevar un delito de omisión de ayuda con penas que pueden alcanzar los 4 años de prisión.

Si nos encontrarnos con un accidente, observamos que la ayuda ya está organizada o vemos que ya hay alguien asistiendo a los heridos debemos continuar, tratando de no entorpecer el tráfico para evitar causar un nuevo accidente.

El protocolo que establece la DGT “PROTOCOLO PAS” (proteger – avisar – socorrer)  es, en primer lugar, protegerte a ti mismo y a tu vehículo para no agravar la situación del accidente. Luego, proteger a los implicados en el siniestro, comprobar el estado de los heridos para posteriormente avisar a las autoridades pertinentes y servicios de emergencias y en último lugar socorrer a los heridos, acción que en todo caso debe de ser con conocimientos de primeros auxilios ya que si no disponemos de ellos podemos empeorar el estado de los mismos.

¿Cómo puedo proteger a los heridos?

Recuerda que, en primer lugar debes protegerte a ti mismo, apartar en lugar seguro tu vehículo para no entorpecer la circulación y luego proteger  a los accidentados  tratando de evitar que se produzca un nuevo accidente mientras prestas tu ayuda.

Si vas en motocicleta, recuerda no retirarte el casco, guantes ni protecciones individuales, ya que estas disponen normalmente de reflectantes y te harán más visibles en caso de que invadas la calzada para atender a los heridos.

Si vas en coche, puedes realizarlo indicando tu maniobra con los intermitentes del vehículo y haciéndote visible con un chaleco reflectante. A continuación recuerda utilizar los triángulos de señalización para indicar tu situación y la del siniestro a otros conductores. Si hay poca visibilidad o es de noche te recomendamos que no apagues las luces de tu vehículo e ilumines el lugar del siniestro.

Avisa a los servicios de emergencia y de tráfico.

Una vez has asegurado la zona comprueba el estado de los heridos (sin atenderles directamente) y llama al 112 (el cual es totalmente gratuito) para contactar con el centro de emergencias más cercano. Una vez te atienda un médico debes comunicarle la cantidad de vehículos implicados en el siniestro así como el estado de los heridos. Recuerda indicar con la mayor precisión posible tu localización para que puedan acudir al lugar.

 

Ya he avisado ¿y ahora qué hago?

Una vez te confirmen la asistencia al lugar del accidente ya puedes asistir a los heridos. Al realizar las tareas de estabilización de los heridos debes tener en cuenta la gravedad del mismo para saber qué tipo de acciones puedes realizar, si tienes la menor duda al respecto es mejor no moverlos y es aconsejable que hables con ellos para mantenerlos conscientes, mantener el ánimo y optimismo. En casos de extrema gravedad, es recomendable mantener la calma y esperar a servicios de emergencia evitando situaciones de pánico. Recuerda que si en el accidente se han visto implicados motoristas no debes quitarles el casco salvo en casos evidentes de asfixia,  ya que puedes agravar el estado de sus lesiones.  Tampoco debes dar de beber o comer a los heridos bajo ningún concepto.

Si posees conocimientos de primeros auxilios y la situación lo requiere por la gravedad del herido puedes realizar la asistencia pertinente, respetando las normativas que establecen los protocolos, hasta que lleguen los servicios médicos.

Recuerda llevar a cabo la asistencia de los accidentados en el orden mencionado (proteger – avisar – socorrer) y tratar de evitar situaciones de pánico cuando haya un número elevado de implicados.

Recuerda también no grabar la situación ni publicarla en medios sociales por respeto a los implicados o a sus familiares ya que puede conllevar denuncias de los mismos con consecuencias penales.

 

Dejar un comentario