R1200 GS RAMBLER. Conoce Las Azores

[ EL PROYECTO ]

neloA todos nos apasionan las BMW GS. Son de lo más polivalentes. Eso sí, hay que admitir que a lo largo de los más de 30 años de su existencia, algunas GS destacan con fuerza. Herbert Schwarz adora la sencillez y la ligereza. Sus GS favoritas eran la Original R80G/S (1980), la R80GS Basic (1996) y la HP2 (2004).Y según recordaba estos modelos, se puso a pensar si desmontando numerosos componentes que solo son necesarios para la carretera/rutas, la última K50 de motor bóxer aire/agua podría modificarse de forma similar para obtener una GS más sencilla y clara siguiendo los cánones de estos tres clásicos. ¿Cuál sería el aspecto de una GS moderna con un peso inferior a 200 kg?

[ LA EJECUCIÓN ]

El Departamento de I+D de Touratech y la empresa filial TT-3D son socios perfectos para poner en práctica este tipo de ideas. El diseñador Bart van den Bogaard y el Director de la planta Dirk Bendl se pusieron manos a la obra en cuanto a la suspensión y el diseño. Lars Würdemann asumió el reto de encontrar una solución para el chasis. Tras meses de trabajo, consiguieron aligerar la R1200GS en más de 17 kg, cumpliendo los deseos de Herbert. Horquillas invertidas (de la F800GS Adventure) sustituyeron la suspensión de la rueda delantera Telelever. Las ruedas de radios metálicos 21“/18“ de fabricación especial con neumáticos Metzeler Karoo 3 reemplazaron las ruedas fundidas de la R. Y gracias a un diseño asistido por ordenador y un modelo de arcilla se creó una carrocería de una sola pieza.

[ LAS PRIMERAS PRUEBAS ]

Tras meses de trabajo, rs-1200-ramble-1-pngel prototipo estaba listo. ¿Pero funcionaría? La primera conducción de prueba —que fue de armas tomar— la realizó Marc Holder, piloto de primera y empleado de Touratech, en una cantera de Villingen-Schwennigen. El nuevo dinamismo ya destacaba claramente desde el primer momento: con un rendimiento inalterado y un peso drásticamente reducido, la Rambler presenta un comportamiento de conducción de lo más vivaz. Sin sistemas electrónicos de asistencia y un motor que respira mucho más libremente gracias a la nueva caja de filtro de fibra de carbono y al tubo de escape deportivo, la Rambler presenta características totalmente endurianas. Tal y como inmortalizaron Herbert y Ramona Schwarz con sus Nikon, Marc controló de puntillas los wheelies y derrapajes.

[ A LAS AZORES ]

Para Herbert Schwarz unos derrapes por la cantera nunca serán una prueba como Dios manda. Él quería horas y horas de conducción y cientos de kilómetros para evaluar si la Rambler realmente era la moto que había soñado. ¿Pero a dónde podía llevarse una moto top secret para probarla debidamente, sin que nadie —y en especial la prensa— se enterara? ¡Al medio del Atlántico! Las Azores se encuentran a más de 1350 km del continente más cercano. Están formadas por diferentes islas de origen volcánico, y sus habitantes portugueses son mayoritariamente productores de leche. Los turistas suelen ser jubilados o senderistas. En un lugar así, el paso de una moto apenas captaría la atención de algún ganadero. Además, en las Azores hay pistas prácticamente inexploradas que gracias a los contactos de Filipe Elias de Touratech PT en las autoridades locales podrían ser recorridas prácticamente por primera vez.

[ UN AUTÉNTICO CHUTE ] 

Las Azores demostraron ser el oasis de calma y escondite tan esperado por Herbert. Vistas desde fuera, son islas verdes con un aire de sereno jardín de casa de campo gracias a las hortensias que orlan prácticamente todas las calles, kilómetro tras kilómetro.

Pero al igual que la Rambler, esta isla también ofrece mucho más de lo que aparenta a primera vista. Y es que estas islas verdes en realidad son las cimas de unas altas montañas que reposan sobre el fondo marino… si bien tampoco son montañas, ¡sino volcanes!

En estos momentos, dormidos. Pero al estar ubicados en un lugar en el que chocan tres placas tectónicas, la verdad es que nunca están totalmente en calma. Por ello la isla sufre terremotos de vez en cuando. La última erupción volcánica fue en 1957.

[ SOBRE LA RAMBLER ]

En realidad existen dos Ramblers, idénticas, exceptuando el color: una en el diseño negro/gris/amarillo de Touratech, y la segunda en los colores clásicos del deporte del motor de BMW: es decir, blanco, con tres líneas en violeta, azul y rojo. La relación con el deporte del motor tiene su porqué: con 125 CV y menos de 200 kg de peso, la Rambler goza ofrece un gran rendimiento desde el principio. Ya que estos prototipos funcionan sin gestión electrónica de motor, las motos reaccionan directamente (y con fuerza), lo que requiere un control minucioso del acelerador. Tras algunos nuevos ajustes (menos, y no más, estrangulación), no se tienen problemas.

La capacidad de la Rambler de saltar por un terreno difícil (en el que una GS probablemente se calaría) va como la seda. La Rambler salta ágilmente de un punto a otro. Su asiento es tan esbelto en su parte central que uno se siente como sobre una enduro para competiciones. Solo cuando se acelera a tope se recuerda que se rueda sobre una bestia rugiente de 1200 cc. Pero Herbert entiende que la potencia y la responsabilidad van de la mano. Por eso no hace uso de la potencia extrema de la Rambler para recorrer a toda pastilla y sin pudor los parajes, sino simplemente lo necesario para disfrutar de una marcha agradable.

[EL TRIUNFO ]

Es la conducción, no la moto. Eso es lo que suele decirse en los tramos de aventura. Pero una parte de la idea de la Rambler era crear una moto para la gran aventura que fuera algo más fácil de manejar para así poder disfrutar más de la marcha. Eso es precisamente lo que ocurre en las Azores, y Herbert disfruta a raudales de la naturaleza recorriendo la isla principal de Sãors-1200-ramble Miguel. En Lagoa das Sete Cidades encuentra lagos gemelos, uno con agua azul, el otro con agua verde… y prados increíblemente verdes junto al crater de un volcán dormido. Valle de Furnas, un bosque de palmeras subtropicales, helechos, coníferas y laureles —parte de un antiguo bosque que antaño cubría toda la isla—, llega a otro lago, Lagoa das Furnas, y al agua sulfúrea lodosa y amarronada de las cálidas fuentes termales.

En Plantacoes de Cha Gorreana goza de otro momento estelar inesperado: una plantación de té, la única en toda Europa, propiedad familiar desde 1883. Todo ello recuerda a Herbert que en las Azores reina un clima subtropical. Es el paraíso: y descubrirlo, toda una satisfacción.

[ EL AISLAMIENTO ]

São Miguel es una isla tan pequeña, como mucho de 15 km de ancho y 63 km de longitud, que cuando uno conduce hasta el punto más alto (a unos 1000 m sobre el nivel del mar), puede ver el Atlántico a su alrededor. Uno tiene la sensación de estar en un barco, y no en una isla. Un aislamiento impresionante —el cielo nocturno también resulta especialmente amplio— crea espacio para la reflexión, para comprender la fuerza de la Tierra y de los Océanos, y reconocer al mismo tiempo, con humildad, nuestra posición dentro de toda su magnitud. Las albas y puestas de sol resultan, claro, impresionantes; son momentos para detenerse… ya que en este alejado rincón del mundo uno tiene tiempo de observarlas y reflexionar. Hay momentos en los que incluso una Rambler debe permanecer quieta y respetuosa.

[ LA RAMBLER ]

¡Menuda moto! Todo lo que Herbert había soñado… e incluso más. Sale a la carrera con un peso de 199 kg (incluyendo los 16 litros de gasolina). Probablemente una boxer refrigerada por agua de 1200 cc jamás podrá ser más ligera. Y con el chasis tuneado por Touratech se desplaza con una seguridad extrema sobre ruedas, con una técnica ágil, y de forma segura a altas velocidades. Con un depósito de combustible debajo del asiento (¡y poco más!), su centro de gravedad está en el centro. Utilizando tecnologías y materiales modernos como titanio, fibras de carbono y baterías de iones de litio, todo presenta el tamaño exacto necesario para un uso efectivo. Una moto aventurera de 1200 cc superligera es algo realmente especial. Pero… ¡quizás necesite un par de bolsas de equipaje y estribos de protección para ser completa? Ni hablar: ¡era una broma!

Dejar un comentario